El tiempo todo lo cura o de Cómo el tiempo siempre nos alcanza. Il tempo é mobile…

Transcurrido un largo tiempo de impasse tratando de recuperar la noble figura (pues con un brazo en jarretera he estado), es momento de hacer balance. Nuestro barco sigue su rumbo sin tormenta que lo alcance; sigue con pulso firme navegando hacia su destino, sin pausa ni tregua, pero con la misma firmeza. Hemos surcado fechas de mucho trasiego, de mucha concentración en el trabajo pues, no en vano, encaje de pasamanería se me antoja. Ahora mismo estamos viviendo en primera persona el impacto que supone en esta ciudad una feria tan importante como es la SMOPYC. Pero no por ello la dirección de este restaurante deja de atender sus compromisos con esta noble profesión ya sea cocina, ya sea sala, barra o sumillería. Y en este último contexto, os dejo una pequeña muestra de este compromiso. Se trata del último Campeonato de España de Sumilleres (a la sazón el número 23), donde Pepe Puyuelo ha ejercido una vez más, su función como gran comendador de la orden: https://www.facebook.com/carlos.aciron/videos/10212984661632637/...